Las Redes Sociales Pueden Derrumbar Tu Negocio


Social Media MarketingLas Redes Sociales Pueden Derrumbar o Hacer Crecer A Tu Negocio

 Es impresionante el desarrollo de interconexión entre las diferentes Redes Sociales en Internet e igual de impresionante es la gran tensión y ansiedad que puede crear en las comunidades de sus usuarios que en determinado momento pueden llegar a provocar derrumbes de mercados.

Cada día es más común que empresas dediquen a parte de sus empleados a monitorear cada mañana sus niveles de reputación online utilizando diferentes sistemas y herramientas que les permiten evaluar el comportamiento de las empresas en las Redes Sociales en Internet, con el único fin de saber cómo actuar al día siguiente o ese mismo día.

Para las empresas el monitoreo de las Redes Sociales es algo similar que el entrenamiento diario para un deportista

Hoy durante el desayuno leía un interesante artículo publicado en el website “Diario Progresista” escrito por JOSÉ LUIS BARCELÓ, este artículo me aprecio adecuado para incluirlo en esta entrada, espero que disfrutes su lectura

 Las Redes Sociales Y La Reputación 2.0

 Mi padre, maestro de periodistas, afirmaba a menudo que un medio pequeño no era tenido en cuenta a la hora de pedir ser incluido en una campaña publicitaria. Sin embargo, las cosas cambiaban si, en ese mismo medio, se publicaba un titular nefasto sobre algún consejero de cualquier gran compañía. Para eso, el medio si era importante y parecía que todo el mundo lo leía.

 ¿Qué es la reputación? No es exactamente la manera en la que te comportas, ni siquiera es como te perciben los demás. La reputación es exactamente lo que se cuenta de ti. Y eso, en las Redes Sociales en Internet  y en el mundo 2.0, es una lluvia fina y constante.

 Con la llegada de la web 2.0 empresas y partidos políticos han tenido la necesidad de afrontar el nuevo reto. Los esfuerzos, sobre todo en los partidos políticos, son descomunales y, muchas veces, inútiles.

 Tratando con diversos clientes, he observado a menudo que existen enormes diferencias entre la forma en la que se trabaja la reputación online entre empresas y partidos políticos. Los partidos políticos disponen legiones de personas a trabajar en la red para cargar simples titulares, sin considerar que eso no consigue prosperar en ninguno de los dos objetivos que se proponen: ni mejora su reputación online –a veces todo lo contrario, produce rechazo-, ni cada twit se convierte automáticamente en un voto.

 Hemos visto fracasar muchos esfuerzos electorales en web 2.0 por el simple motivo de que no permiten que los simples afiliados intervengan en ellas de manera natural. Las Redes Sociales en Internet fluyen solas, no hace falta que nadie las empuje. Francisco Roldán, presidente de la Asociación Española de Consultores Políticos-AESCOP y uno de los gurús de la comunicación política en España suele afirmar que toda campaña política debe basarse en estos cuatro elementos: investigación, comunicación, movilización y dinero. Las Redes Sociales en Internet son prácticamente el único canal que permite tratar al menos tres de estos condicionantes, aunque no hemos podido comprobar que los partidos políticos demuestren eficiencia en su trato: ni investigan las redes 2.0., ni comunican eficazmente por ellas, ni logran movilizar a las personas con sus mensajes.

 En cuanto a la empresa, contemplamos a menudo que la tarea principal en las Redes Sociales en Internet es parecida a la de la consigna de 1995 cuando el despegue de las punto com. “hay que estar ahí como sea”. Antoni González-Rubí, experto en cultura digital, suele sostener que el que “no comprenda que lo más importante para el mundo de los negocios es contar con una estrategia digital de presencia y de marca perderá protagonismo”. Y también suele vaticinar que la pérdida de protagonismo suele llevar a la extinción.

  Branding y reputación van de la mano. Nos movemos en un terreno resbaladizo y desconocido. Nadie maneja las Redes Sociales en Internet. Es una marea imprevisible. Es un escaparate amorfo en el que las tendencias son automáticas y de difícil corrección.

Si quieres que alguien te ayude en la red, a la hora de perder tu reputación, Esa ayuda debera ser de Profesionales ademas de ser constante y ganarse la confianza de tu cliente objetivo.

 La reputación de tu marca comercial o la imagen de los políticos ya no se maneja con las estrategias de las campañas tradicionales: dinero y cuché brillante.

Artículo Original “Diario Progresista” escrito por JOSÉ LUIS BARCELÓ